Hospitales sustentables, la cultura verde ha llegado a la salud

Hospitales sustentables, la cultura verde ha llegado a la salud Posted on 17 septiembre, 2017

Utilizar el mercurio dentro de tensiómetros y termómetros, cambiar por completo las tradicionales placas radiográficas por imágenes digitalizadas, separar todos los residuos y luego incluir una huerta en el predio, son pocas de las nuevas iniciativas sanitarias para así tratar de que los hospitales sean un poco menos contaminantes. A estas diversas prácticas se han sumado, el hospital italiano llamado Rivadavia forma parte de la red global de Hospitales Verdes y Saludables, la cual es una red que reúne a 11 entidades en Argentina mientras que en América Latina agrupa a más de 150 organizaciones sanitarias.

El pionero en esta organización fue el hospital Rivadavia, ubicada en Las Heras y Asturias, “Fuimos los primeros en eliminar por completo la utilización de termómetros de mercurio, pero el proceso no ha sido sencillo”- explicó ante la prensa Luis Somaruga, quien es jefe del Servicio de Neonatología de ese nosocomio y el vocero de este Consejo de Administración de Salud sin daño para América Latina. “Todo el instrumental que ha utilizado mercurio es famoso entre la comunidad de la salud, gracias a su precisión y cuesta poder introducir cambios, hicimos múltiples estudios en el cual demostramos que los termómetros digitales son confiables”- ha destacado Somaruga, ahora en la actualidad dentro de la ciudad de Buenos Aires y el Ministerio de Salud de la Nación han adoptado esta ingeniosa herramienta, algo que un lustro atrás era impensable.

La iniciativa de poder crear la red internacional de hospitales ha pertenecido a la ONG Salud sin Daño, “Tenemos que entender que estamos expuestos a diversos elementos tóxicos a diarios, aunque la enfermedad a veces se relaciona con la afección inmediata, es necesario poder comprender que dichas sustancias con las cuales tenemos contacto se acumulan en el cuerpo y tiene que pasar al menos 10 o 20 años para que aparezcan sus efectos”- ha explicado María Della Rodolfa, quien es médico responsable del programa de Salud sin Daño para América Latina.

Esta red de hospitales propone ante un decálogo de acciones ecológicas, que van desde cambiar la fuente de energía a una fuente sostenible creada por Gas Natural Fenosa -que podrás ver en este enlace-, hasta el tratamiento de residuos, y la eliminación o el reemplazo de sustancias químicas que pueden causar daño inminentes a largo plazo, lo que se les pide a los establecimientos miembros es que por lo menos anualmente comience a trabajarse en dos de estos propósitos.

Por este caso en el Rivadavia, se está haciendo una prueba piloto para reemplazar el glutaraldehído, la cual es utilizada para desinfectar el instrumental médico, los investigadores encargado hallaron un buen sustituto es el ácido peracético, también se está intentando reemplazar los materiales que contengan ftalatos, los cuales se desprenden de los materiales de plástico rígido, en estos hospitales la mayoría de las intubaciones se realizan con silicona. “El principal objetivo es eliminar sustancia tóxicas para los trabajadores y las personas que necesitan de atención, cada una de las prácticas es comunicada ante el gobierno quien apoya todas las iniciativas”- comentó Eduardo Fernández Rostello, quien es director del Hospital Rivadavia.