¿De verdad funciona el remedio de la abuela?

¿De verdad funciona el remedio de la abuela? Posted on 22 agosto, 2019

Es bien conocido que el origen de la medicina tiene sus raíces en la medicina natural, pero no es cierto que todo lo natural nos hace bien, ni alcanza el mismo efecto en todas las personas. Lo indicado siempre será acudir a un especialista el cual puede diagnosticar nuestro padecimiento y con ello indicarnos el medicamento adecuado. Aunque algunas personas confían de manera ciega en el hecho comprar semillas regulares de marihuana y con ello conseguir alivio a todos sus males luego del cultivo de las mismas. 

Existen ciertas afecciones que sí pueden ser tratadas con esos famosos remedios que con amor nos ofrecía la abuela para que nos sintiéramos mejor. Aunque a continuación te vamos a contar qué tan efectivos son en realidad esos remedios que se han hecho tan populares en muchos lugares del mundo a través del tiempo. 

Si hay dolor de estomago, toma agua de canela: Su efectividad si es cierta y ha sido comprobada durante muchos años. Esto es debido a que la canela posee un verdadero efecto antiinflamatorio ya que cuenta con yodo, calcio, potasio, vitaminas B y C, fósforo, magnesio, sodio y zinc, además de aceites esenciales con los que la molestia estomacal puede mermar. 

Si te quemas, corre y coloca miel: pues déjanos decirte que ello no es recomendable pues una quemadura te puede conducir a infecciones por lo que se debe mantener un cuidado minucioso de la  misma y si es en manos de personas calificadas para ello, mejor. Al colocar una porción de miel en cualquier quemadura, esta puede contribuir a que su curación se retrase e incluso a una mayor irritación. En el caso de tratarse de cicatrices, lo mejor es el cristal de sábila y no la miel, ya que esta si contribuye a una mejor cicatrización, eso si las heridas no son abiertas. 

El dolor de cabeza, cesa con hielo: excelente idea porque sí funciona. La mayoría de los dolores de cabeza que se generan en la actualidad tienen su origen en el estrés y las preocupaciones que se generan día a día. Con lo cual no se hace recomendable ingerir de manera continua analgésicos de los que se expenden en las farmacias. Intenta colocarte una bolsa con hielo en la parte posterior de la cabeza y en ambas sienes tal y como lo recomendaba la abuela. La verdad es que el agua fría actúa como constrictor de los vasos sanguíneos por lo que la inflamación suele ir disminuyendo de manera paulatina, ello sin contar que resulta un analgésico natural el frío. 

Si la resaca te alcanza, un caldo de pollo te traerá de vuelta a la vida: que divertida estuvo la noche anterior tragos, música, amigos, pero amaneció y ya no es tan divertido. Todos en algún momento hemos pasado por este desagradable momento en el que no queremos ni respirar y necesitamos de manera imperiosa un delicioso caldo de pollo. Pues esa es una de las mejores formas de recuperarnos, pues ese conjunto de la grasa del pollo, sal y líquido, resultan ser de un contenido alto en fósforo que te repone luego de haber vomitado o ido al baño infinidades de veces, aunque no resulta un inhibidor de los efectos del alcohol.